Cómo supervisar el rendimiento del sistema en Windows 10

Publicidad

Cuando algo no funciona correctamente en nuestra PC con Windows 10, el Administrador de tareas es una herramienta que puede proporcionar información valiosa sobre el rendimiento del sistema.

Aunque la pestaña “Procesos” le ayuda a solucionar problemas de aplicaciones y servicios que se ejecutan en su computadora, se puede usar la pestaña “Rendimiento” para obtener información en tiempo real del rendimiento de su computadora, incluyendo el uso de CPU y memoria, así como disco duro, red e Información de Bluetooth.

La capacidad de supervisar el rendimiento de su computadora en tiempo real no sólo puede ayudarle a entender cómo se están utilizando los recursos, sino que también es información útil al tratar de averiguar la razón por la que su dispositivo no está logrando velocidades de red y disco duro esperadas.

En esta guía de Windows 10, le explicaremos los pasos para utilizar el “Administrador de tareas” para así supervisar el rendimiento de su computadora.

Primero, hay que entender cómo supervisar el rendimiento en tiempo real de su PC, para ello, obviamente, se debe abrir el Administrador de tareas.

En Windows 10, se puede utilizar el “Administrador de tareas” para una serie de recursos, incluso, para ver datos en tiempo real sobre el rendimiento de su equipo. A continuación, se describen algunas maneras de abrir el “Administrador de tareas”:

Publicidad
  • Haga clic con el botón derecho en la barra de tareas y haga clic en “Administrador de tareas”.
  • Abrir “Inicio”, hacer una búsqueda por el “Administrador de tareas” y seleccionar el resultado.
  • Utilice el método abreviado de teclado Ctrl + Mayús + Esc.
  • Use el atajo de teclado Ctrl + Alt + Supr y haga clic en “Administrador de tareas.”
  • Use la tecla de Windows + X para abrir el menú de usuario avanzado y haga clic en “Administrador de tareas.”

Si nunca abre esta herramienta, es probable que vea el “Administrador de tareas” en modo compacto. Para llegar a “Rendimiento”, debe hacer clic en el botón “Más detalles” y, a continuación, hacer clic en la ficha “Rendimiento.” 😉

En la ficha “Rendimiento”, puede supervisar cuatro componentes principales, incluyendo procesador, memoria, disco duro, red (y Bluetooth).

En el panel izquierdo de forma predeterminada, verá todos los componentes con gráficos pequeños que muestran su actividad actual en porcentaje de CPU, memoria, disco y Kilobits por segundo para adaptadores de red y dispositivos Bluetooth, los cuales proporcionan imágenes para identificar rápidamente cualquier aumento de los recursos.

Siempre puede hacer clic con el botón derecho debajo de los componentes para acceder al menú contextual para cambiar la vista y ocultar los gráficos, o sólo para mostrar un resumen, lo que puede resultar útil si desea mantener abierto el “Administrador de tareas” en todo momento.

Además, en cualquier sección, puedes hacer doble clic o hacer clic con el botón derecho del ratón en un gráfico y seleccionar “Vista de resumen de gráfico” para ver sólo un gráfico compacto con la información de la actividad del componente.

Si necesita documentar cualquier información, en lugar de tomar una captura de pantalla, puede hacer clic con el botón secundario en cualquier parte de una sección y hacer clic en “Copiar” en el menú contextual. Luego, simplemente pegue la información en un archivo de texto para su uso posterior.

La sección CPU proporciona detalles sobre el procesador y la utilización de recursos. En la esquina superior derecha verá exactamente qué procesador utiliza su computadora y la velocidad de reloj que se diseñó para ejecutarse.

En cambio, el gráfico muestra la utilización general del procesador durante un período de 60 segundos. También, puede hacer clic con el botón derecho en cualquier parte de la sección, seleccionar “Cambiar gráfico” y dar clic en “Procesadores lógicos” para ver un gráfico para cada núcleo de su procesador.