Cómo solucionar problemas de pantalla negra en Windows 10 (Parte 1)

Publicidad

Windows 10 ya ha demostrado ser un sistema operativo fiable, pero como con cualquier software, cosas inesperadas siempre van a suceder. Tal vez uno de los peores problemas que puede encontrar es una pantalla negra en su computadora con Windows 10, porque no recibe un código de error o mensaje que le da una idea de dónde comenzar la solución de problemas.

Un pantallazo negro inesperado puede ocurrir en una serie de escenarios en Windows 10, los cuales surgen de problemas con el controlador de gráficos, un problema de conexión con su pantalla, durante la instalación del sistema operativo, actualizaciones, o simplemente puede suceder al azar en cualquier momento.

Por supuesto, al ser un problema tan molesto hay muchas posibles soluciones, por lo que se ha decidido hablar de ello en dos artículos por separado siendo este el primero. 😉

Para comenzar, si ve su pantalla negra durante el proceso de instalación, dependiendo del hardware y los datos de su dispositivo, el sistema operativo puede seguir funcionando en segundo plano. A veces puede llevar varias horas completar el proceso.

Lo mejor que se puede hacer en esta situación es esperar, pero si ha sido en cualquier lugar entre 3 a 6 horas, entonces las posibilidades son que el proceso de instalación está atascado.

Si la instalación está bloqueada, debería intentar apagar el dispositivo. Puede forzar el apagado del ordenador manteniendo presionado el botón de encendido durante unos 10 segundos o hasta que se apague y, a continuación, desenchufe el cable de alimentación.

En el caso de que esté usando una computadora portátil, también es una buena idea quitar la batería si es posible.

Conectar solo lo esencial

A continuación, asegúrese de desconectar todos los periféricos no esenciales, incluyendo almacenamiento externo, teléfono, impresora, controlador de juegos, cable de red y monitor secundario. Si es posible, también apague los adaptadores Wi-Fi y Bluetooth, sólo deje conectado a su computadora lo esencial: teclado, mouse y pantalla.

Espere 60 segundos, vuelva a conectar la batería o el cable de alimentación, pero no vuelva a conectar ninguno de los periféricos y encienda el ordenador.

Publicidad

Si esto resuelve el problema, el proceso de instalación debe reanudarse y completarse con éxito. Una vez que esté en el escritorio de Windows 10, recuerde volver a conectar sus periféricos y otros dispositivos.

Si el proceso de instalación falla y se deshace, mantenga sus periféricos desconectados e intente instalar manualmente las actualizaciones de Windows 10 una vez más. En el caso de que estuvieras intentando actualizar a Windows 10, se puede intentar actualizar una vez más, pero esta vez puedes intentar usar una unidad flash USB de arranque para instalar el sistema operativo.

Problemas de pantalla

Otra posibilidad es comprobar la conexión de vídeo. Si su computadora recibe un pantallazo negro antes de iniciar sesión en Windows 10, podría ser un problema de conexión entre su PC y la pantalla, en el caso de que esté utilizando un ordenador de escritorio, compruebe que la pantalla esté correctamente conectada a una toma de corriente y al ordenador.

También, es una buena idea tratar de cambiar a una salida de vídeo diferente. Muchas veces un controlador de vídeo puede cambiar y sin una razón en particular puede enviar la señal de vídeo a un puerto de salida diferente (por ejemplo, DVI, HDMI, DisplayPort, Thunderbolt, VGA) o adaptador.

Si se instaló una tarjeta gráfica, pero su computadora también incluye un procesador de vídeo integrado, también puede intentar cambiar la conexión de vídeo a los gráficos integrados, ya que podría ser un problema con la tarjeta.

Por otro lado, se puede intentar conectar un monitor diferente a su PC de escritorio o portátil para confirmar que no es un problema con su pantalla principal. Si el ordenador no detecta la pantalla, puede intentar utilizar la tecla de Windows + P, pulse P de nuevo y luego Enter. Tendrá que repetir estos pasos varias veces para recorrer todas las opciones de pantalla.

Si conecta su PC al televisor, compruebe que el televisor esté encendido y asegúrese de configurar la entrada correcta para conectarse a su dispositivo.

Con estos simples pero útiles procedimientos terminamos la primera parte del tutorial. En una próxima entrada se subirán más posibilidades para arreglar este mismo problema y restaurar el buen funcionamiento de algún ordenador que haya recibido un pantallazo negro. Ante cualquier duda, ya saben. ¡Nos vemos en los comentarios! :mrgreen: